You are currently viewing El laberinto de las tarjetas de crédito

El laberinto de las tarjetas de crédito

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Tiene mas que ver con emociones que con compras.

¿Con qué compro cuando uso mi plástico?

Una primera puntualización que se debe hacer, es aclarar que la tarjeta de crédito, NO es una extensión de tu sueldo. Por más que parezca burda la aclaración, muchas veces nos comportamos como si pensaramos eso. Y es bueno reflexionarlo.

Si te sirve verlo como un anticipo de sueldo, te puede servir, aunque siempre siendo consciente que el próximo mes lo tenes que pagar.

Las tarjetas de crédito son una herramienta, que bien utilizada puede ser muy buena, pero BIEN utilizada.

Te da acceso a oportunidades y posibilidades, que con buena planificación y organización puede ser de mucha utilidad, que de otra forma tal vez es dificil de acceder.

Emociones Asociadas:

Acá hay varias cosas para tomar en cuenta, porque creo firmemente que el descontrol en el uso de tarjetas de crédito, tiene más que ver con nuestros desajustes emocionales que con otra cosa.

Como primer paso, te invito a que seas absolutamente consciente de cada vez que pases tu plástico por el pos.

 Y te preguntarás. ¿Cómo se hace esto?… Bueno, cada vez que vayas a comprar, pensá si es necesario que la utilices, ¿es necesaria la compra que estoy haciendo?, ¿Qué pasa si no la hago?, ¿Cuánto significa esto en mi presupuesto?, ¿tengo dinero asignado en mi prespuesto para esto?, entre otras.

Por otro lado, cada vez que tengas tu estado de cuenta, miralo, y al lado ponle la emocion asociada que te llevó a realizar esta compra. Por ejemplo, alegría (para festejar), tristeza (para hacerme un mimo), poder (para que trabajo si no me puedo comprar cosas), angustia (no me importa nada por eso gasto), solo a modo de ejemplo. A vos te pueden pasar otras cosas, pensalo y reflexionalo.

De esta forma entenderás cual es tu patrón de comportamiento con las compras.

Por otro lado es bueno que entiendas, que si estas endeudada, por encima de lo que podes, no podes estar tranquila. Y perder la tranquilidad es lo que menos queremos en estos tiempos. O tal vez si lo vemos desde otro ángulo, encontrar la paz, es lo que más queremos en estos tiempos, y estando preocupada por como voy a hacer para pagar mis deudas, no lo voy a lograr.

Así que pon a actuar tu cabeza para entender tu comportamiento emocional, y de esta forma podrás cambiar patrones que te harán llegar a la prosperidad.

Algunas variables a tener en cuenta

Las financieras emisoras de tarjetas de crédito, basan su negocio en los intereses que te cobran si vos te atrasas. Entonces siempre van a incentivar a que compres más, y que luego pagues el mínimo, para así cobrarte intereses exhorbitantes, porque esa es su lógica de negocio.

Dicho esto…

  1. Nunca, nunca, nunca pagues el mínimo propuesto. Una vez que entras en esa dinámica es muy dificil de salir. Los intereses son altisimos y se te irá la vida pagandolos sin poder pagar tu deuda original. Pensalo.
  2. Todos los meses, controla tu estado de cuenta, para tomar contacto con todo lo que pagás, y a su vez controlar si existen cargos que no son tuyos, y de esa forma poder reclamar. No muchas veces, pero sucede. Las tarjetas tambien se equivocan… hay humanos atrás.
  3. Siempre paga en fecha. Si te pasas de las fechas de vencimiento, los intereses de mora son muy altos. No dejes que por una cuestión de procastinación, tus finanzas lo padezcan, y…engordes el negocio de las financieras.
  4. y por último, ten en cuenta los costos de renovación y emisión de estados de cuenta. Pueden sumar mucho, y más si tienes mas de una tarjeta. Evalúa si realmente necesitas mas de una.

Para terminar les dejo una reflexión: Las tarjetas de crédito o plasticos como quieras llamarle, no son buenas ni malas, asi como el dinero…, todo depende del uso que le des.

Y es tu deber educarte financieramente, y capacitarte para darle un buen uso a esta herramienta.

Animo!