You are currently viewing De que hablamos cuando hablamos de Finanzas

De que hablamos cuando hablamos de Finanzas

Las Finanzas son un tema muy importante en la vida de las personas. 

Por más que queramos sacarle importancia, en el mundo capitalista en el cual vivimos necesitamos dinero para todo, o para casi todo. 

Y la realidad también es que disfrutamos más y/o estamos más tranquilos, si vivimos sin problemas financieros y si el dinero nos permite disfrutar de las cosas qué y cómo queremos. 

El Dinero como Medio

Vale la aclaración, que estoy hablando del dinero como medio, y no como fin en si mismo. 

Como fin en si mismo, es un papel que no dice ni hace nada. Somos nosotros, las personas, los responsables de ponerle energía y hacer con eso, lo mejor que podamos para nuestras vidas. 

El dinero te permite comprar, educarte mejor, tener acceso a una mejor salud, mejor vivienda, más comodidades, más tranquilidad. 

El dinero también te permite ayudar a otras personas, sacar a niños de situaciones de vulnerabilidad, aportar comida y vestimenta a esas personas que lo necesitan. Esto que tanto reconforta a las personas, LA AYUDA, la entrega, también lo podes hacer. Claro está, que también se puede ayudar y aportar sin dinero, aunque en ocasiones parcialmente, porque la comida sale plata, la ropa también y la vivienda también, por nombrar las necesidades básicas. 

Los responsables somos nosotros, las personas, porque somos los encargados de darle energía a ese papel neutro. 

La abundancia

Por otro lado, si quieres tener una vida de comodidades, y en abundancia, no te restrinjas por tener esos pensamientos, está perfecto, y trabaja para eso. 

Nos han contado, que ser “abundante” está mal, “que la plata es mala”, cuando mucho de lo que queremos es estar tranquilos y en paz, y que los problemas financieros no nos ahoguen. 

Muchas historias de nuestros antepasados, están llenas de rupturas, tragedias, o peleas por temas de herencia, dinero, etc. Y es por este motivo que nos cuentan, lo malo de eso, y no lo bueno. 

Si te animas a pensar en positivo, te aseguro que la abundancia comienza enseguida. 

Y con esto no me refiero a exceso de dinero ni mucho menos, aunque también puede venir si lo buscas. Me refiero a abundancia de pensamientos, abundancia de amor, abundancia de ser, abundancia de motivación y ganas de hacer lo que te apasiona. 

Si realmente encuentras hacer eso que te permite ser, todo fluye mejor, más fácil. 

Y que no sea sacrificado, no quiere decir que no valga. Vale mucho mas, porque te hace feliz. Piénsalo. 

Cuida tus vínculos

Tus Finanzas importan, y la de los demás también.

Hay muchos vínculos que se rompen por temas de dinero, y eso muchas veces es porque las personas tenemos un tabú para hablar de dinero, entonces no lo hacemos o lo hacemos mal, a medias. Entonces la ausencia de comunicación, o una comunicación superficial, suposiciones, así como otras tantas actitudes que puede dar lugar a malos entendidos y llevar a rupturas en relaciones. 

Me refiero a relaciones tanto de amistad, familia, pareja, laborales; se da en todos los ámbitos. Seguro te pasó o conoces a alguien que le pasó. 

Existe un dato muy relevante, y es que el 46% de los divorcios están motivados por temas financieros, al menos parcialmente. Esta cifra nos invita a la reflexión…

No le des vuelta la cara. Si tus vínculos te interesan, cuídalos. 

Aprendizajes

Desde pequeños vamos aprendiendo a relacionarnos con el dinero, mirando a nuestros padres y nuestro entorno más cercano, y directamente con aseveraciones que ellos nos hacen. 

Está claro que mucho de lo que pensamos es por esto, que después puede mutar un poco, cuando salís de la casa de tus padres y ves otras realidades; aunque lo grueso ya está. Y sí se puede cambiar. Depende de vos. 

Abrite, amplia tu mapa, date permisos para conocer nuevas personas y nuevas experiencias, deja a un lado los juicios y prejuicios. Todo eso te puede sumar mucho, para cambiar tu paradigma, si es que a así lo quieres. 

Y este párrafo, refiere a la cuestión de dar la importancia que se merece el mensaje que damos a nuestros hijos, sobrinos, amigos, etc. Hablo de mensaje verbal y no verbal. Seamos congruentes también, hagamos lo que decimos y digamos lo que hacemos. 

Conclusión

Y como conclusión a esto me gustaría dejarles una pregunta. 

Creo que hay muchas preguntas para hacerse respecto a este tema. Les dejo planteado una para pensar. 

Si necesitamos dinero para todo, si cuando elegimos un trabajo, la paga que nos harán es un factor muy importante a la hora de elegir, si elegimos una carrera muchas veces en función del trabajo que voy a tener en el futuro, si me va a permitir ganar dinero o no, si nos gusta viajar, comprarnos ropa… y así tantas… ¿Porque es que decimos que el dinero no nos importa?