En este momento estás viendo Cómo hacer tu Presupuesto Personal

Cómo hacer tu Presupuesto Personal

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En este Artículo, quiero contarte de qué hablo cuando me refiero al Presupuesto Personal, ya que es algo que tal vez hayas escuchado, pero piensas que no es para vos, ¡¡y déjame decirte que Sí!!, y que puede ser tu gran aliado para cumplir tus sueños.

La hoja de Ruta te marcará el camino, Tu presupuesto será tu guía para lograr tus objetivos Financieros. Y por eso, nuevamente acá aparece el tema, “tener tus Finanzas en orden es tan importante”, así podés tener tu mente tranquila y de esta manera lograr armonía y tu Independencia Económica estará cada vez más cerca.

Definamos que es Presupuesto

Es tu Hoja de ruta, es decir, lo que va a marcar tu camino en términos financieros. TU plan.

Un Presupuesto consta de un plan numérico, que te guiará para llegar a tu objetivo.

Para eso necesitas saber cuales son tus Ingresos, cuales son tus egresos, y cual es tu objetivo de ahorro, ya que en lo posible harás calzar tus egresos y tu objetivo de ahorro con tus ingresos.

Para que este plan tenga sentido, y te sientas motivada para lograrlo, necesitarás tener un propósito, un para qué.

El Presupuesto, lo vas a plasmar en una planilla (en Excel o en un cuaderno), y vas a poner todos tus ingresos y egresos en él.

¡¡Empecemos!!

              Debes saber como son tus Ingresos y tus Egresos hoy.

Los ingresos tal vez son más fáciles de sacar, porque si tienes un salario fijo, lo sabes. Y en caso que tu ingreso sea variable, es necesario tener información de este lo mas cierta posible para hacer las estimaciones, o bien hacer un promedio de los últimos 5 o 6 meses.

Para los egresos debes hacer un trabajo más exhaustivo, porque implica que vayas 1 par de meses para atrás y ver en todo lo que has gastado.

Esto implica:

  • Sacar tu estado de cuenta bancario y tratar de identificar todos tus egresos.
  • Analizar tus estados de cuenta de las Tarjetas de crédito.
  • Recopila las facturas de servicios o de distintas compras que hayas realizado, que te pueden llegar físicamente o por mail.

Con la información de egresos, debes poder armar el rompecabezas de tu estado de cuenta.

Tranquila, esto no es tan fácil, porque hay gastos que si no anotaste o no Tenes los tickets no sabes de que fueron, no te preocupes, estos no identificados por ahora, los vas a poner en “otros”. 

Por ejemplo, Si en tu estado de cuenta, en la parte de egresos, la suma te da $15.000.  Y con toda la info que recopilaste, (tarjetas de crédito, facturas de servicios, etc), llegas a 12000, los otros 3000 los pones en “otros”, hasta que en los próximos meses le pongas más atención y los puedas identificar.

Si hay ingresos que están por fuera de tu estado de cuenta, también debes anotarlo todo y ponerlo en la planilla.

Es un trabajo de prueba y error que puede llevar algunos meses poder tenerlo bajo control.  

Una vez que tengas esta información, armas tu planilla con la información real.

De esta forma podrás visualizar como es el comportamiento de tu dinero en el mes, y mirar que cosas, o gastos pueden ser evitables.

Porque debes tener claro que la contracara del gasto, es el ahorro. Entonces si tenes más controlado tus gastos, podes ahorrar o ahorrar más.

Ingresos= Gastos + Ahorro

Mis Gastos necesarios y No Necesarios

Realizado el trabajo de recopilación de datos, pasamos a la clasificación de tus gastos.

Para simplificar vamos a clasificar en Fijos, son aquellos gastos que sí o sí debes hacer                todos los meses. Y Variables, aquellos que sí así lo desearas no es necesario que incurras en ellos.

A modo de ejemplo:

Gastos Fijos:

Vivienda; alquiler, Gastos comunes

Servicios; Energìa Electrica, Gas, Telefonìa, Agua, cable, etc

Transporte; combustible, boletos.

Patente y seguro del auto

Alimentación (puede haber alguna parte fija y otra variable)

Gastos Variables:

Cuota del club

Limpieza

Peluquería, maquillaje, depilación,

Vestimenta

Salidas a comer afuera

Entretenimiento: cine, salidas en general

Alimentación, parte variable o no necesaria.

Esto es a modo de ejemplo, pueden hacer la desagregación que crean conveniente, dependiendo de las necesidades de cada una.

Ahora sí, con toda esta información estamos en condiciones de hacer tu planilla de comportamiento financiero real. Lo mejor es armarla en un Excel.

Los ingresos van arriba sumando, y los egresos van abajo restando.

Luego de armarla podés sacar conclusiones, acerca de ello, ya que veras cuanto gastas, en qué, si te da para ahorrar, si podrías ahorrar más, o si por el contrario gastas mas de lo que ganas, entre otras cosas.

Armar tu presupuesto; tu plan

Primero que nada, es fundamental definirte un objetivo, tu para qué. Es decir que es lo que quieres conseguir realizando tu presupuesto

Los objetivos pueden ser Financieros; como por ejemplo Ahorrar determinada cantidad de dinero para……; saldar deudas; constituir un Fondo de emergencia, analizar tu presupuesto para ver si me da para comenzar un emprendimiento, o el objetivo que te pongas, es personal y todos son válidos.

Por otro lado, podes tener un objetivo personal, y que sea sentir que tienes el control de tu Dinero, y eso te aporta mucha tranquilidad.

Y a su vez atrás de estos objetivos puede esconderse uno mayor que es el de TU INDEPENDENCIA ECONOMICA.

Tu para qué es fundamental porque es la motivación que necesitarás para cumplir tu presupuesto.

Una vez que llegaste hasta acá vas a tener la “planilla de presupuesto”, con los datos de su situación real, y vas a tener definidos tus “para qué”.

Entonces es necesario empezar a jugar con los números y a pensar cual sería la manera de llegar cumplir el objetivo que te pusiste. Es decir, cual será tu plan de acción dada tu situación actual.

Hay tantas soluciones como personas, dado que todos los planes son distintos.

Por ejemplo: Si tu objetivo es ahorrar USD5.000 para poder comenzar con tu emprendimiento.

Situación actual Ahorrado USD2000.

Me faltan USD3000.

Cuanto puedo ahorrar por mes USD300.

Entonces voy a necesitar USD3000/300=10 meses para llegar a mi objetivo.

Y así cada uno de los que te propongas.

Control y Análisis

Mes a mes es necesario que reveas tu situación, que compares como fue tu comportamiento financiero con respecto a lo que te habías planificado y ver cuáles fueron los desvíos y porqué, y si es necesario hacer los ajustes correspondientes.

Esto, es tan importante como hacer el presupuesto, es un paso que no te lo debes saltear.

Algunos Consejos

Es fundamental, que no salga más dinero del que entra. Esto se debe ajustar en el plan.

Tus Gastos Hormiga, así como los gastos en “Ocio” debes tenerlos controlados, ya que acá pueden surgir egresos evitables, y si los tenés identificados es más fácil de suprimirlo. A su vez en tu presupuesto puedes destinar una parte a este tipo de gastos, entonces no te sentirás fuera de control ni culpable cuando los realices.

Guardar los recibos, puede ser un buen habito, al menos al comienzo, así puedes visualizar mejor tus comportamientos de consumo, y no te “mientes”, ya que muchas veces en un recibo de supermercado, no todo es alimentación, por ejemplo, se pueden esconder gastos evitables.

Ahorrar, para tener un colchón por imprevistos.

Tu presupuesto no debería ser muy ajustado, sino será muy difícil de cumplir.

Tu planificación te deberá servir para evitar las deudas. Ya que estas pueden ser una aliada o enemiga si no la tienes controlada.

Todo parte de buenos Hábitos.

Déjame contarte que todas estas cosas que te estoy aconsejando en este artículo, se basan en la constitución de buenos Hábitos financieros.

Como todo hábito, no es de un día para otro y tan fácil de crear. Hay que tener convencimiento, motivación, ganas y sobre todo ser perseverante, dado que seguramente haya momentos en que vuelvas a caer en automatismos porque el cerebro humano funciona así.

Así que no te castigues, sigue adelante y convencida de lo que quieres lograr.

Si no logras cambiar tus Hábitos, es difícil que puedas conseguir ordenarte y que sea perdurable en el tiempo. Y esto está logrado una vez que forma parte de tu automatismo, es decir, que lo haces sin pensar, que ya forma parte de tu vida o de tu estilo de vida.

Una buena forma de reafirmar tus comportamientos para ir constituyendo un habito es, cada vez que lo hagas o logres, date un “premio”, ¡y de esa forma tu cerebro va a ir asociando ese premio y seguirás motivada!

¡¡Buena suerte y adelante!!

Hice esta planilla de presupuesto para vos!

Descargala GRATIS en el siguiente BOTON