En este momento estás viendo Salir al mercado laboral

Salir al mercado laboral

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

¿Queres trabajar, y no sabes por dónde empezar?

Hay mujeres que en ciertas oportunidades quieren salir al mercado laboral y no saben cómo hacerlo.

Muchas de ellas, nunca lo hicieron, siempre estuvieron abocadas a estar en el hogar y ahora no quieren depender más económicamente y deciden salir, u otras veces por necesidad.

Aunque estas situaciones cada vez se ven menos, porque ya hace algunos años que las mujeres estamos en la población económicamente activa, es decir, formamos parte de la población que está trabajando o buscando trabajo, todavía hay mujeres que se abocan exclusivamente al trabajo no remunerado que es tan necesario.

Encontrar la salida

1-Dependencia laboral

Existen distintas maneras de hacerlo, por un lado, podés armar un curriculum y entregarlo en distintos lugares, esto suele hacerse, aunque dejame decirte que cada vez está más en desuso, ya que muchas veces quedan archivados en algun cajón, o en el cesto de la basura.

Otra forma de hacer llegar tu curriculum a una empresa es mediante mail. Podes buscar en la página web de la empresa, el mail de recursos humanos y adjuntarlo, presentandote brevemente en el cuerpo del mail. Hay empresas que no tienen departamento de RRHH, entonces podes enviar a otro mail que aparezca en la página. Es muy importante que en el cuerpo del mail te presentes, y pongas breve motivo por el cual te presentas.

Otras opciones son hablar con conocidos, que te recomienden. Por recomendación, muchas veces se contratan a más personas.

2-Independencia laboral

Otra manera de comenzar a trabajar, es emprender un negocio, hacer algo independiente. Para esto se necesita tener claro el objetivo, muchas veces lleva aparejado una inversion, y tal vez ayuda de alguien que sepa como montarlo, y seguramente va a demorar un poco más el retorno. Es decir tal vez demoras unos meses en tener ingresos propios.

Expuse algunas opciones, de todas formas lo importante es que tengas claro qué es lo que buscas, hacia donde querés ir. Eso ya te da un marco de seguridad y control sobre vos y tu vida, para no caer en “me sirve cualquier cosa”. Te puede servir dentro de un rango, pero todas tenemos cosas que NO haríamos, a menos en  situaciones límite o bajo ciertas excepciones, y en estos casos es válido y también tomalo en cuenta.

Expandite

Ampliar tu mapa mental es fundamental, es decir, conocer gente, exponerte a experiencias nuevas, animarte a hablar con las personas, hablar sobre vos, tus talentos, tus necesidades y tus expectativas. Esto te va a dar mas herramientas, podes compartir diversas experiencias y con personas diferentes a vos, te va demostrar que hay otra realidad diferente de la tuya, y que también es válida. Te va a mostrar, que hay personas que pueden ser referentes para vos o que querés seguir sus pasos. Tomar en cuenta otras formas de ver la vida y el mundo, te va a enriquecer como persona, y te va a ampliar tu espectro de opciones y oportunidades.

Vivimos en un mundo donde se han tenido muchos logros a nivel laboral para las mujeres, ahora tienen mas espacio en distintos ámbitos y en distintas empresas y rubros. De todas maneras, aunque cada vez menos, siguen existiendo algunas trancas, muchas veces “invisibles”, o “maquilladas”.

Debemos ser conscientes que nos podemos enfrentar con algunas trancas o dificultades, con preguntas del tipo “¿sos mamá?”, “¿pensas serlo?”, o comentarios de “tal trabajo es para hombres”, entre muchas otras que pueden surgir.

No obstante esto, está en nosotras demostrar, con trabajo, esmero, actitud, perseverancia, amor, y muchas ganas, que podemos hacerlo igual que todos.

No nos olvidemos también, que en la mayoría de los casos, por no decir todos, las mujeres nos enfrentamos a un doble trabajo, ya que además tenemos el trabajo doméstico, no remunerado, y que lo tenemos que seguir realizando. Algunas más, otras menos, algunas viven solas, otras con pareja que también colaboran, otras con parejas que colaboran menos, algunas tienen empleadas domésticas, otras no. Mas allá o más acá, siempre nos toca otro poco de trabajo no remunerado cuando llegamos a casa.

Digo esto, porque el esfuerzo es doble, ya que tenemos que trabajar afuera de casa,  y también adentro, y debemos ser conscientes de eso para no desanimarnos. Buscar la forma de organización que te lleve a realizarlo de la forma más eficiente.

El camino

El trabajo, la independencia ecónomica, es el camino para llegar a un “sentirte mejor” con vos misma, para autorealizarte, para incrementar tu confianza y tu seguridad. Para poder tomar decisiones y participar realmente de decisiones economicas en tu hogar que muchas veces hacen al funcionamiento.

Trabajar afuera, y trabajar adentro no es tarea fácil. Pero dado que las soluciones a estos temas aun no están dadas en su totalidad, ni por la sociedad, ni por la cultura, ni por el Estado, debemos ser capaces de buscar una solución a la interna, por medio de la organización y el trabajo en equipo con los integrantes del hogar.

Salir al mercado laboral, independizarte economicamente, controlar tus finanzas, te llevan a estados emocionales muy potenciadores que te harán sentirte mejor a vos y mejorar tus relaciones intepersonales.